90 años de Normas, Transparencia, Pericia y Solidaridad internacional

Acceso a www.oie.int

Se detecta lengua azul por primera vez en el norte de Europa

14 de agosto de 2006 90 AÑOS DE PERICIA

© OIE

14 de agosto de 2006: Las autoridades neerlandesas, belgas y alemanas notifican a la OIE la aparición en su territorio de un foco de lengua azul que afecta el ganado ovino.

La emergencia de la lengua azul es inesperada en esta región y, en menos de dos años, el virus se propaga a través de todo el norte de Europa. La cepa viral implicada en esta grave epizootia (BTV-8) afecta, de forma poco habitual, a bovinos y ovinos.

La infección, en general oculta en los bovinos, muestra en este caso una gran virulencia, lo que provoca una enfermedad clínica grave en esta especie.
Recordar

La lengua azul: una enfermedad con alto impacto socioeconómico

La lengua azul, una enfermedad vírica que afecta a una gran variedad de rumiantes domésticos y silvestres (principalmente ovinos, pero también bovinos, caprinos, bufalinos, antílopes, cérvidos, wapitíes y camélidos), es transmitida por los insectos, en particular, por la picadura de ciertas especies de mosquitos del grupo Culicoides.

La enfermedad no es contagiosa, pero puede causar morbilidad y mortalidad elevadas, en particular en los ovinos. Existen numerosas cepas virales que no generan inmunidad cruzada.

Si bien la enfermedad no representa ningún peligro para el hombre, genera graves pérdidas económicas y altera considerablemente el comercio internacional de animales y productos de origen animal.

Más información: Ficha técnica sobre la lengua azul

La lengua azul es una enfermedad inscrita en la lista de enfermedades del Código Sanitario para los Animales Terrestres de la OIE (Capítulo 8.3.) y los Países Miembros deben declararla a la organización.

Una enfermedad emergente en Europa del Norte en 2006

La lengua azul aparece por primera vez en el norte de Europa el 14 de agosto de 2006. Hasta entonces, su repartición geográfica a escala mundial se situaba tradicionalmente en las zonas tropicales y subtropicales. En efecto, esta enfermedad se halla sobre todo en regiones con altas temperaturas y fuertes lluvias, lo que permite que los insectos vectores sobrevivan durante el invierno. Por lo tanto, la distribución geográfica de los vectores limita, en principio, la propagación de la enfermedad que desaparece, normalmente, con las primeras heladas o los grandes fríos.

En general, en las áreas endémicas, los ovinos tienen una resistencia natural a la lengua azul. Los focos aparecen cuando se introducen en estas zonas ovinos susceptibles, sobre todo, las razas europeas, o cuando los Culicoides infectados, llevados por el viento, transportan el virus hacia otras regiones.

Aparte de las zonas endémicas habituales fuera de Europa, a partir de 1999, se han registrado varias notificaciones de brotes de lengua azul en Grecia, Italia, Francia (Córcega), España y Portugal.

El primer foco de la enfermedad en los Países Bajos, en 2006, representa la localización más septentrional de la lengua azul. Dada su primera aparición en el norte del hemisferio europeo, con características modificadas, la lengua azul se puede definir como enfermedad emergente en esta zona.
Lengua azul en Europa del Norte (Francés)

Lucha eficaz contra la epizootia de lengua azul de 2006

Principales factores que favorecen la erradicación de esta epizootia:

  • Rapidez de detección y reacción frente a la enfermedad, para ello es esencial contar con Servicios Veterinarios competentes.
  • Difusión de la información sanitaria, para que los países limítrofes se protejan frente a las enfermedades emergentes. WAHIS, gracias a su sistema de alerta precoz y de vigilancia zoosanitaria, permite integrar, en tiempo real, los datos sobre las enfermedades animales para así poder informar a todo la comunidad internacional.

La rapidez de detección y respuesta, así como la excelente colaboración entre las autoridades veterinarias de los Países Bajos, Alemania, Bélgica, Francia y otros países afectados durante la aparición de la lengua azul en el norte de Europa, fueron cruciales para limitar la propagación de la enfermedad en 2006.

Con el fin de controlar la enfermedad y poner en evidencia los focos presentes, las autoridades de los países infectados instauraron las medidas habituales de detección y control de la enfermedad, sobre todo la zonificación y el control de movimientos, la lucha contra los insectos vectores de la enfermedad, la vacunación y la vigilancia continua de sus territorios respectivos.

hitos

cal

enero

febrero

marzo

abril

mayo

junio

julio

agosto

septiembre

octubre

noviembre

diciembre

Nuestras páginas institucionales

Página web de la sede de la OIE

Páginas web de las Representaciones Regionales de la OIE

Síguenos en

Contactos

Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE)

12, rue de Prony 75017 Paris, France
INFORMACIÓN: oie@oie.int
PRENSA: media@oie.int
SITIO WEB: www.oie.int
TELÉFONO: 33 (0) 1 44 15 18 88

La OIE en imágenes